Cómo afrontará YouTube el abandono de anunciantes y la importancia del contenido de calidad

contenidos de calidad

Corren buenos tiempos para la publicidad digital. Según Zenith crecerá un 13% y superará los 200.000 millones de euros a lo largo de 2017. Además, el duopolio de Google y Facebook es ya una realidad ya que entre ambos acaparan el 60% del mercado.

Sin embargo, y a pesar de estas optimistas predicciones,  los anunciantes le han dado un buen tirón de orejas a Google, en concreto a YouTube, como bien confesó Korah durante el evento El Otro YouTube.  Y es que la plataforma de vídeo no ha sabido mimar lo suficiente a las marcas y ha colocado sus anuncios frente a contenidos ofensivos o extremistas, lo que ha concluido en la congelación de sus inversiones publicitarias. Hablamos de marcas como BBC, HSBC, Lloyds, L’Oreal y Audi. No nos olvidemos de que YouTube vive de la publicidad y que si esto produjese un efecto dominó, asistiríamos a la muerte del mayor buscador del mundo.

Contenidos de calidad vs. Cantidad de contenidos

¿Y a qué nos lleva todo esto? A reflexionar sobre los contenidos que generamos y a vigilar más que nunca su calidad. Las marcas ya se han convencido de que para atraer a su audiencia tienen que apostar por el marketing de contenidos, ¿pero es esto suficiente?

Los usuarios y consumidores son cada vez más críticos y exigentes. Si a esto le sumamos que la competencia en la red es feroz, los generadores de contenidos tenemos el reto de cuidar cada detalle de nuestro trabajo. Y esto afecta directamente a las marcas.

Las marcas deben entender que no sirve de nada tener una legión de seguidores en Facebook o miles de visualizaciones en YouTube si proceden de una audiencia pasiva.  De igual forma que lo importante no es la cantidad de contenidos y publicar sin motivo aparente. Lo que realmente importa es el engagement, y es preferible tener una modesta comunidad conectada con la marca que una inmensa, con la que no existe conexión.  ¿Cómo conseguimos eso? Con contenidos de calidad.

Para empezar, se deben diseñar estrategias de contenidos que sitúan al consumidor en el centro. El contenido debe ser ante todo, útil, para enganchar al usuario y para lograrlo, es importante conocer sus intereses, sus gustos y su comportamiento digital para ofrecerles aquello que les sea relevante y atienda a sus necesidades. Tampoco debemos olvidar que la creatividad es lo que hará despuntar a los contenidos de calidad.

Si desde el planteamiento estratégico hasta la producción lo tenemos claro, debemos enfocarnos entonces en la distribución. De ahí que las marcas se hayan sentido traicionadas por YouTube y les hayan dado la espalda después de posicionar sus anuncios frente a contenidos que se alejan de sus valores.

YouTube se compromete a garantizar la seguridad de las marcas

Pero YouTube es consciente de que no puede permitirse este varapalo y ya está trabajando en soluciones. Por lo pronto, ha sellado un acuerdo con comScore para garantizar la seguridad de las marcas. A través de una herramienta de “brand safety”, comScore monitorizará el contenido online para identificar la naturaleza de los contenidos y proteger así a las marcas que no quieren verse vinculadas con contenidos de corte terrorista.

¿Conseguirá YouTube mimar lo suficiente a los anunciantes? ¿Recuperarán la confianza en la plataforma de vídeo? ¿Logrará comScore mejorar el “Brand Safety? Aquí estaremos para analizarlo, y aquí os lo contaremos.

Powered by:

Laura López

Laura López

Journalist, Content Producer and Traveller.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *