,

Alexa se cobra su primera víctima: Amazon retira los Dash Buttons

Amazon retira los dash buttons

Amazon retira los dash buttons. El día que Steve Jobs presentó el iPhone en 2007 dijo. “el problema de los teclados de plástico es que, si se te ocurre una gran idea después de producirlo, no puedes implementarla”.

Pero ¿qué es un dash button? Se trata de un pequeño mando físico con un botón relacionado con un producto de uso cotidiano y recurrente (tóner, cervezas, condones, etc…). Así, cuando dicho producto empieza a escasear, bastaba con pulsar el dash button y se realiza la compra. Al día siguiente Amazon te entrega en casa tu producto.  

El titular de la semana es que Amazon retira los dash buttons. Si leemos entre líneas vemos que eso es una verdad a medias. Retira los buttons físicos al mismo tiempo lanza con toda fuerza los digitales. Aquí el video de presentación.

Ojo a lo que hacen:

  • Creación automática: te aparecerán dash buttons de los productos que más compras.  
  • Exclusivos de Amazon Prime: sólo para sus mejores clientes.
  • Botón “añadir a Prime” en la página de conversión: un cambio en una de las páginas de conversión más optimizada del mundo.   

Se puede intuir que Amazon usó los dash buttons físicos para lanzar una idea, crear un hábito: la compra de nuestros productos cotidianos favoritos de forma inmediata y recurrente en su plataforma. El lanzamiento fue su Hero Content. En definición de Google, un contenido que vio mucha más gente que su público objetivo, pero que todo su público objetivo vio.  

El producto físico ahora sobra. El hábito ya está creado, solo que ahora puedes llevarlo a cabo desde tú móvil, sin tener una pared llena de trastos de plástico. ¡Ah, y además está Alexa! La voz, que no sólo cambia a los dashbuttons, lo cambia todo. En Xakata lo explican muy bien. El dash button físico nació hace 3 años; nació muerto. Lo importante era normalizar una acción, la idea detrás del botoncito. ¡Y eso vive!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *