Los bloggers de Madrid nos enseñan generación y curación de contenidos

“Los únicos que me interesan son los locos, (…) los que nunca bostezan ni hablan de lugares comunes; sino que arden, arden, arden …”

– Jack Kerouac

Trata de hacer esto en tu casa: la frase con la que estamos acostumbrados lleva un “No” delante. Pero en el caso de las marcas, y si nos referimos a iniciativas de generación y curación de contenidos, recomendamos abiertamente los ejemplos que descubrimos en el Encuentro #madridbloggers.

El evento, celebrado el pasado 6 de junio en Macadamia Graf, dibujó un mapa diverso de la blogosfera madrileña. Pero, aparte de conocer los mejores bares y restaurantes de Madrid, las recomendaciones sobre arte, diseño, rincones curiosos y actividades inéditas de la capital, hemos aprendido 21 lecciones de curación de contenidos.

Las compartimos aquí, para cualquier profesional del marketing interesado en “curar” el contenido que produce para sus clientes, seguidores o fans.

  • Utiliza fuentes primarias, escucha e interpreta:

Es lo que hace Noemi de  Me gusta mi barrio. Quién mejor que ella, quien ha vivido siempre en los barrios de Arganzuela y Lavapíes, para mostrarnos sus facetas más auténticas. Para hacerlo, se basa en las historias de sus vecinos. “Yo me encargo de escucharles y de contaros lo a vosotros”, nos confiesa.

  • Habla con naturalidad y sinceridad

Como seguidores de una marca, queremos saber con qué se entusiasman sus empleados y colaboradores, leer sus posts, tweets, en definitiva cualquier cosa que nos enseñe la faceta humana de una empresa. Un buen consejo nos da Elena de La Glotona, blog que nos ofrece una guía de los restaurantes y bares madrileños que más le gustan: hacer “recomendaciones de tú a tú, recomendaciones como te las haría un amigo”.

​https://www.youtube.com/watch?v=fPihOjmwCHA

  • Necesitamos expertos, pero críticas constructivas

Construir una crítica positiva hace que la marca destaque como buena conocedora de su sector y lo que necesita su público. Guillermo de Al Pan Pan y Al Vino Vino nos enseña que una “visión crítica, siempre positiva” de los restaurantes madrileños es clave para construir su credibilidad como buen conocedor del mundo gastronómico.

 
  • Ser fiel a tu personalidad

Sí, se pueden conseguir contenidos auténticos y frescos. Almudena y Marcela de My Little Madrid lo han hecho no sólo a través de su blog, una singular guía de la capital, sino también a través de su libro “My Little Book”. Si (como en su caso), tus clientes piden más contenidos, es que algo estás haciendo bien, que se debe, como ellas confiesan, a aportar “una visión personal y bastante divertida, escrita con un tono informal”.

  • Comparte y vencerás

Como marca, si te respetan y adoran, también te retan. Los clientes quieren recibir información valiosa de tu parte, algo que solamente tú les puedes ofrecer. Es lo que hace Cecilia de La chica del flequillo, en su post más leído, “35 cosas que he aprendido de la vida”. Efectivamente, el scroll del ratón baja hasta el 35 consejo compartido.

IFrame

  • La medida de la eficacia de un contenido

Medir el impacto de tus contenidos puede ser laborioso, pero perfectamente alcanzable. Rocío y Carlos de Un Buen Día en Madrid saben que ofrecer contenidos personalizados y variados es fundamental. Por eso, crean planes en Madrid para “cada bolsillo y a cada tiempo”.

 

  • Dar color y contextualizar los contenidos

No hay recetas, ni prescripciones ideales. Pero un buen contenido es aquello útil, que contextualiza la información ofrecida. Es lo que hacen Cristina y Víctor en su blog de viajes Fotoescapada, resumiendolo de esta forma: “nosotros te lo vamos a enseñar y tú decides”.

 

Seguimos compartiendo más lecciones en el próximo post. Lo vamos avisando!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *