,

El Rubius y Virtual Hero: una marca transmedia

Cuando el influencer se convierte en marca y su contenido en expansión transmedia

El Rubius es el álter ego de Rubén Doblas. Inició su carrera por Youtube hace más de 10 años, pero fue en 2011 con su canal ElrubiusOMG cuando alcanzó fama internacional. A día de hoy, supera los 32.000.000 suscriptores y acaba de estrenar Virtual Hero en Movistar+, serie anime cuya idea original es suya. El Rubius ya no es únicamente un youtuber: es una marca.

Y, como tal, también tiene su historia.

Los orígenes: déficit de atención, España, Noruega y los videojuegos

Toda buena historia comienza con un reto que ha de superarse y el caso que nos ocupa no es para menos. A Rubén Doblas Gundersen, nacido en Mijas (municipio pŕoximo a Málaga) en febrero de 1990, le diagnosticaron déficit de atención desde bien pequeño. Una diferencia que debía superar, ya que desde temprana edad le resultaba complicado centrarse con facilidad en una sola cosa durante mucho tiempo. Su infancia tampoco debió ser fácil por otros motivos. Pues al problema citado se sumó el divorcio de sus padres, español y noruega, lo que lo obligó a viajar constantemente entre los países de sus progenitores.
Para paliar estos inconvenientes intentó encontrar diferentes motivaciones e intereses, dándole por curiosear en la animación y el modelado 3D. Mientras iba formándose compartía los trabajos que realizaba a través de su primer canal de Youtube, cerca del 2007, comenzando a convertirse en un producto consumible. En aquella época, recién cumplida la mayoría de edad, ya incluía críticas y análisis de varios videojuegos. Descubrió que le resultaba sencillo y cómodo explorar su faceta gamer delante de la cámara.

 

De profesión, héroe generacional de contenido viral

El Rubius empezó a tener repercusión mediática en 2011. Momento en el que realizó una serie de vídeos en los que comentaba jocosamente los juegos de The Elder Scroll, Skyrim o Minecraft. Tras varios intentos, el número de seguidores y ‘fandom’ subió como la espuma. Los jóvenes entre 15 y 25 años empezaron a identificarse con su jerga y su peculiar sentido del humor, así como con el acelerado montaje y ritmo de sus vídeos, convirtiendo poco a poco a El Rubius en un referente generacional. A esto también hay que añadir su trolleo periódico a la plataforma online de citas rápidas Chatroulette, de gran popularidad, un portal que era conocido por conectar de forma momentánea y superficial a personas de todo el mundo. Esto también le hizo estar en boca de todos.

Tras el primer despegue mediático, El Rubius estuvo condicionado a conservar dicho estatus. Meditó sobre ello al descubrir cómo monetizar las visitas que recibía su canal de Youtube. Así que tomó la decisión de abrirse una nueva cuenta e investigó arduamente cómo generar mayor valor a sus contenidos y expandir aún más la comunidad de seguidores que estaba creciendo exponencialmente. Con esta determinación y pasión Rubén comenzó a lograr lo impensable: gestionar su carrera laboral y su propia marca.

 

Comienza el fenómeno transmedia

En 2015 Youtube le otorgó el Botón de Diamante por llegar a los 10 millones de suscriptores. La interacción con el fandom gamer iba creciendo, ya que la temática de sus vídeos cada vez estaba más ligada hacia este sector, siendo la mayoría de éstos los que viralizaban todo lo producido por la ‘marca’ El Rubius. La lógica lo llevó a a otros formatos, canales y plataformas de consumo: libros, cómics y demás artículos. Es decir, de acuerdo a la definición académica, la marca ya existente empezó su recorrido transmedia: creó un universo de personajes e historias, ofreció múltiples puntos de acceso, se expandió de forma organizada en distintos soportes y plataformas y permitió la participación de los consumidores.

 

Un año antes del Botón de Diamante tuvo lugar la publicación de El libro Troll, del cual es autor. Entonces llegaron también las ediciones de la saga Virtual Hero, entre 2015 y 2017, un cómic en el que su álter ego debía enfrentarse a múĺtiples e incesantes batallas dentro del mundo gamer (siendo un total éxito de ventas). E incluso llegó a lanzar su propia línea de productos a través de la firma Indeca compuesta por mochilas, auriculares, un videojuego para Apple Store, etc. Y todo esto sin dejar de compaginar su contenido en Youtube: en sketches, partidas online en directo de forma continua y video blogs personales (los cuales han sido siempre sus contenidos más recurrentes y visitados). Sea en físico o digital, no hay duda: El Rubius ha sido y es un auténtico fenómeno de masas.

A sus 28 años y en pleno 2018 es el youtuber más seguido de España y el 15º a nivel global. El siguiente paso tras todo lo acontecido ha sido otro golpe sobre la mesa: la serie anime y la experiencia VR.

Movistar+ se suma al fenómeno con Virtual Hero

Movistar+ ha potenciado su imagen de marca con la producción original de ficción propia desde 2017. Ha acumulado grandes títulos, como La Zona, La Peste, El Día de Mañana o Gigantes. Pero la mayor sorpresa llegó con el anuncio de la adaptación televisiva de Virtual Hero, trasladando el universo del cómic al formato serializado y audiovisual. Teniendo en cuenta el alcance del youtuber, la noticia tuvo gran relevancia en el sector, ya que la marca El Rubius auguraba un éxito de audiencia antes de producirse. Y sí, en efecto ha sido el gran evento de finales del 2018.
Hace escasas semanas, concretamente el 12 de octubre del 2018, tuvo lugar el estreno de los primeros 6 episodios en la plataforma VOD de Movistar+. Hasta hace poco había gran expectación en saber la reacción de la gente y puede decirse, sin lugar a dudas, que ha cumplido con lo prometido. El primer anime español ha sido recibido con gran entusiasmo por público y crítica en general, y aplaudido por los seguidores de El Rubius en particular.

El Rubius y su fiel amigo Mangel doblan a sus propios personajes, generando en su premisa un divertido juego de metaficción. Con esto se consigue hacer guiños al fandom de la marca El Rubius y, al mismo tiempo, poner en contexto el show. La trama acontece en el mundo de los videojuegos (al igual que sucedía en los cómics previos). El Rubius deberá rescatar a todos los gamers atrapados por Trollmask, el villano de la función, para lo que contará con la inestimable ayuda de la guerrera Sakura, Zombirella, la inteligencia artificial G4t0 o el espectro Slimmer.

Acompañando a la serie, se ha realizado una experiencia de realidad virtual desarrollada por La Frontera en la que el público puede interactuar con el mundo de Virtual Hero. El usuario se adentra en la habitación de El Rubius con un avatar personalizado previamente, con el cual podrá merodear por cada uno de sus recovecos. Lo sorprendente de su narrativa es que también podrá ponerse unas gafas virtuales una vez dentro, creando una realidad virtual dentro de otra realidad virtual. Movistar+ y El Rubius han apostado fuerte, incluso en el ocio tecnológico.

De youtuber a marca transmedia

Virtual Hero podría decirse que es el colofón de un proceso en el que los influencers están experimentando una transmediatización a gran escala, tanto en canales digitales, literarios, físicos, artísticos y ficcionales. Al poseer un fandom identificable tras triunfar en Youtube, todo este material se está expandiendo como la pólvora. ¿El influencer convertido en una marca en sí misma? Parece que sí. Y, además, en una marca transmedia. Tal vez haya sido siempre la meta que se impuso El Rubius, al contemplar varios caminos en vez de centrarse solo en uno. Y parece que por ahora está ganando la partida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *