,

Paquita Salas: un fenómeno transmedia grande y libre

Lo que empezó como una broma se ha convertido en uno de los fenómenos transmedia nacionales más impactantes.

Una tarde de risas en un sofá creó a Paquita Salas

Hace prácticamente 3 años, Los Javis, Brays Efe y Anna Castillo crearon la más peculiar, entrañable, sincera y divertida representante de actores que hemos visto: Paquita Salas. Como recogía Europapress, Javier Calvo, cuyo nombre completo es Francisco Javier Calvo, buscaba su nombre como travesti: Paquita, de Francisco, y Salas, por el apellido de su abuela. Una vez que tuvieron el nombre, no se resistieron a crear la historia de esa ficticia Paquita Salas y grabaron un vídeo para Instagram.

El sketch con Brays Efe a través de Instagram obtuvo más de 1.500 ‘likes’. Pretendían que el formato siguiera consistiendo en vídeos cortos nativos para esta red social, pero llegó una oferta que no pudieron rechazar. Flooxer (plataforma digital de Atresmedia) puso tanto interés en la compra de Paquita que Los Javis accedieron a realizar 5 capítulos en formato webserie.

‘Paquita Salas’ nunca fue concebida para alcanzar el éxito que obtuvo, y tal vez ésa sea la clave. Los Javis confiesan que su motivación fue pasarlo bien, contando una historia cómica y emotiva, recurriendo a amigos y usando como vestuario el de la propia abuela de Javier Calvo. La serie fue rodada en apenas 9 días y estrenada 22 semanas después del acuerdo con Flooxer. Un tiempo récord, para gran sorpresa de los propios creadores del invento.

Paquita Salas: una expansión transmedia natural

En junio 2016, Paquita Salas abrió su cuenta de Twitter. Se preparaba para su estreno, el 6 de julio de ese año. A través de su perfil invitó al público a formular preguntas, con el hashtag #AskPaquita. La emisión del primer capítulo se convirtió en todo un fenómeno mediático, siendo trending topic nacional gracias al fandom generado alrededor del show. Paquita nació transmedia.

Desde el debut del primer capítulo hasta la llegada de los demás episodios se dejó un periodo de varias semanas. ¿Qué se hizo para alimentar al público y la conversación? Generar más contenido adicional y expandir su narrativa. Además de entrevistas al equipo técnico propias de cualquier making of, existía contenido ficcionado: una suerte de metalenguaje televisivo en el que, por ejemplo, los actores de ‘El Secreto del Puente Viejo’ (serie a la que hace alusión Paquita constantemente) se postulan ante la representante para un papel; Brays Efe caracterizado de la propia Paquita en la presentación de capítulos en festivales locales, etc. Todo ello propició que existiera continuidad e interés por el personaje de ‘Paquita Salas’ en los medios sociales.

Todo obtuvo un alcance y seguimiento que fue in crescendo con el tiempo. Se generó una viralización del producto, abarcando más público del alcanzado por Flooxer. Gracias a ello y al boca-oreja se consiguió que gran parte de España conociera a su nuevo ícono pop. Recibiendo, a su vez, el beneplácito de la crítica en los Premios Feroz.

 

Netflix y el crecimiento transmedia

Tras el éxito en Flooxer, Atresmedia decidió probar ‘Paquita Salas’ en Neox, pero los resultados no fueron los esperados. Surgieron entonces las dudas. ¿La gente quería una nueva temporada? ¿Se podría prolongar la historia de Paquita?

Entonces llegó Netflix y las dudas se disiparon. Tras ‘Las chicas del cable’ buscaban productos nacionales con los que llegar a su público millennial y encontraron a Paquita. La plataforma online buscaba contenido fresco y consiguieron un acuerdo con Los Javis para la compra de derechos de emisión en octubre del 2017 (un año después de que la serie finalizara su andadura en Flooxer), con la firme promesa de producir una nueva temporada a estrenar durante el 2018.

La propia ‘Paquita Salas’ se encargó de anunciar desde su oficina de PS Management la adquisición de Netflix. Conjuntamente, las redes sociales se volverían mucho más activas, haciendo referencia a temas de actualidad y de la propia serie. A partir de este momento todo ha estado acompañado de ‘set pieces’, como el viaje de Paquita a las oficinas centrales de Netflix en Estados Unidos buscando al ‘boss’ (con aparición estelar de Reed Hastings) que incluía una entrevista a los protagonistas de ‘Stranger Things’. Paquita no se conforma con eso: siempre ha interactuado en directo con la actualidad y con las celebrities a través de su cuenta oficial de Twitter. El hecho de expresarse tal y como es, sin pelos en la lengua, es lo que ha generado un engagement con su público del todo justificado. Una influencer a medio camino entre la realidad y la ficción.

También cabe destacar su aparición en los Goya para entregar el premio a mejor actriz revelación, los consejos a Amaia y Alfred en Eurovisión, las continuas referencias al personaje de Magüi (interpretado por Belén Cuesta) o el vídeo colaborativo con Lydia Bosch. ¡Una pasada en términos de comunicación transmedia!

Pero no todos son vídeos. El sitio web de PS Management (a la que se hace referencia de forma continua en los capítulos) ahora es accesible al público. En ella figuran los perfiles de sus representados, noticias de la propia agencia y archivos multimedia de Magüi. También se publicó un test online interactivo para saber si eras apto para ser representado por PS Management y, al calor de su éxito, muchos medios y plataformas han propuesto a los usuarios test sobre los personajes de la serie. Alguno de ellos elogiado por sus creadores.

 

Paquita, orgullosa

El estreno de la segunda temporada de ‘Paquita Salas’ vino precedido de un despliegue de medios online/offline por todo lo alto, haciéndolo coincidir con las celebraciones del Orgullo LGTB. Aparte de todos los teasers y tráilers, se realizó una potente estrategia de street marketing, congregando a los fans a una premiere muy especial en Cines Callao a la que asistió todo el equipo. Es más, Los Javis fueron los pregoneros del Día del Orgullo y la estación de  metro de Chueca fue decorada de Paquita Salas para la ocasión. Además de apostar por una carroza de Netflix-Paquita durante el día del desfile.

Paquita en Wallapop

A posteriori, las acciones han seguido en redes: consejos de Paquita para ser un buen actor/actriz, pruebas de casting de algunos de los artistas a los que ha representado, GIFs de Paquita (que se encuentran incluso en Instagram), etc. También en medios, con dos artículos para El Mundo Today, antes y después de su estreno, patrocinados directamente por Netflix. E incluso recientemente se ha abierto un perfil en Wallapop en el que vende gran parte de los objetos que pueblan su oficina.

 

El ‘fandom’ de Paquita

Tal ha sido el ‘fandom’, que muchos han lanzado sus propias propuestas para transmediatizar la serie. Para ello se han basado tanto en la agencia ficticia PS Management como en los personajes secundarios que rodean a Paquita Salas en su día a día. Aprovechando cualquier motivo para expandir su narrativa.

Todo parece poco para que ‘Paquita Salas’ esté en boca de todos y siga levantando pasiones. Si aún no has visto la nueva temporada, revisa tu bandeja de ‘spam’, sírvete un Larios, ábrete una bolsa de torreznos, escucha su música favorita y deja que Paquita siga representándote.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *