Con este experimento, MÁSMÓV!L quiere demostrar que aunque el precio cambie, el valor de las cosas siempre es el mismo. Aplica el sentido común: no pagues más por lo mismo.