,

El camino hacia The Mandalorian y un nuevo universo transmedia

¿Quién no ha soñado con viajar al espacio y descubrir los lugares más recónditos de la galaxia? Explorar mundos desconocidos ha sido y será siempre nuestro gran objeto de deseo. Muchos relatos se han lanzado a las estrellas, pero pocos en un universo tan fastuosamente extenso como Star Wars. En El Cañonazo estamos viendo su última pieza, The Mandalorian. Acompáñanos. Éste es el camino.

Hace mucho tiempo, en una década muy, muy lejana…

Capítulo IV – Capítulo V – Capítulo VI

Un jovencísimo George Lucas sorprendió al planeta con el estreno de Star Wars (1977), una película que cambió por completo la industria cinematográfica. Este largometraje no solo fue un gran éxito en taquilla, sino que se convirtió rápidamente en un fenómeno cultural. 

Como sabéis, le siguieron El Imperio Contraataca (1980) y El Retorno del Jedi (1983). Estas películas forman en su conjunto la denominada como trilogía original, protagonizada por personajes de dominio popular como: Luke Skywalker, Han Solo, Leia Organa, Darth Vader, Chewbacca, Obi-Wan Kenobi, Lando Calrissian, Yoda o el Emperador Palpatine.

Durante el siglo XX su marca fue explotada en multitud de formatos, reportando ganancias sin precedentes y propiciando todo tipo de merchandising. Pero, de todo lo acontecido, lo más sorprendente fue la innovadora expansión de su narrativa. Materializada en diversos spin offs (La Aventura de los Ewoks), series de animación (Droides), cómics (Relatos de los Jedi), novelas (El ojo de la mente), videojuegos (Sombras del Imperio) e incluso algún programa especial (Star Wars: Especial de Navidad).

Nuevo milenio y un viaje a los orígenes del lado oscuro…

Capítulo I – Capítulo II – Capítulo III

A pesar del transcurso del tiempo y la multitud de formatos que estaba abarcando la marca Star Wars, en la mente de Lucas siempre existió la posibilidad de realizar una trilogía que aconteciera antes de los hechos vistos en la película del 77. Esta idea toma cuerpo, a la par de los avances digitales aplicados para la restauración de las películas originales, con tres títulos: La Amenaza Fantasma (1999), El ataque de los clones (2002) y La venganza de los Sith (2005). 

Tres capítulos en los que se nos relata la evolución del padre de Luke, Anakin Skywalker, hasta convertirse en el temido Darth Vader. Gracias a este enfoque el espectador descubrió muchas respuestas y curiosidades: la identidad del Emperador Palpatine, el planeta nativo donde habitan los wookies, la desaparición de los caballeros Jedi, la creación de la tropa imperial o el destino de personajes canónicos. 

Esta nueva época trae nuevos contenidos transmedia a la velocidad de la luz, que siguen funcionando como un reloj suizo: inventivas series de animación que dan más minutos a acontecimientos simbólicos de la saga (The Clone Wars), la realización de videojuegos situados cronológicamente entre ambas trilogías (El poder de la fuerza), serialización de novelas coleccionables (El aprendiz de Jedi) e incluso cómics sobre Darth Maul u otros personajes creados a raíz de esta nueva historia.

Años después sucede un hecho que lo cambia todo…

Capítulo VII – Capítulo VIII – Capítulo IX

Para sorpresa de muchos, entre ellos los fans, el legado no tardó en cambiar de manos. En 2012 se ejecuta la compra de Lucasfilms, la empresa fundada por George Lucas, el cual se embolsa cerca de 4.000 millones de dólares, cediendo los derechos de explotación de todas sus franquicias a Walt Disney Company (entre las que de incluye Star Wars e Indiana Jones). Disney no tarda en anunciar un cambio en el canon establecido por las narrativas transmedia. Pues su intención es ajustarse solo a algunos hechos, y no a todos, para así poder realizar una nueva trilogía de la saga con total libertad creativa. 

Tras este comunicado nacerían El despertar de la Fuerza (2015), Los últimos Jedi (2017) y, la más recientemente estrenada, El ascenso de Skywalker (2019). Así como dos películas alejadas de los Jedi, de los sables láser y ubicadas en una época anterior a la trilogía original: la estimable Rogue One (2016) y la divertida Han Solo (2018). 

Para amortizar el dinero en Disney no pierden la oportunidad de desarrollar más series de animación ancladas al nuevo universo, entre éstas Star Wars: Rebels y Star Wars: La Resistencia. Además de estrenar videojuegos como Star Wars Battlefront o Star Wars: Galaxy of Heroes y crear novelizaciones como la de la propia El ascenso de Skywalker. Ahora más que nunca, se busca aprovechar el potencial del transmedia en la franquicia.

Disney+ como nueva esperanza…

The Mandalorian

Todo el mundo sabe que Disney+ ya convive con nosotros. Un servicio streaming que incluye, en exclusiva, el contenido de la marca. Un extenso catálogo de películas y series, entre las que destaca su gran y merecido éxito: The Mandalorian (su primer formato relacionado con el universo Star Wars). 

Hace un par de años, The Mandalorian fue anunciada como uno de los primeros contenidos de la nueva plataforma digital de Walt Disney Company, además de tener el aliciente de ser la primera serie en acción real de la franquicia. Un hito en sí misma, de ahí la expectación del proyecto.

Uno de los grandes aciertos, a nivel comunicativo, es que la información fue escasa desde dicho anuncio hasta su estreno. El público solo sabía que estaba protagonizada por un cazarrecompensas que guardaba paralelismos con Boba Fett; y que tanto Dave Feloni (creador de The Clone Wars) como Jon Favreau estaban detrás de todo, ejerciendo de showrunners y directores de orquesta de esta criatura.

Tras el resultado, en 2020, el sentimiento es unánime. The Mandalorian ha gustado tanto a crítica como a público y no es para menos: la nostalgia y la creatividad están equilibradas al 50%. La trama principal genera interés; y en cada uno de sus episodios se realiza un homenaje al género western en general y a lugares visitados en la saga con anterioridad. Aunque si algo merece resaltar por encima de todo es Baby Yoda, el mcguffin por excelencia de la serie y el personaje que ha generado más contenido entre los usuarios.

The Mandalorian se ha convertido en un auténtico fenómeno viral, respetando al fan más acérrimo y acogiendo en sus brazos a un nuevo tipo de consumidor. Funciona tanto por lo narrado en las películas y The Clone Wars como producto independiente. Así como se permite guiños a acontecimientos experimentados en los videojuegos y a lo leído en los cómics de Caballeros de la Antigua República (hincapié en las Guerras Mandalorianas), sin perder de vista al iniciado dentro del universo Star Wars.

Esta serie posee un potente relato que es capaz de generar más historias alrededor de éste, para expandir su propio mundo, tanto con series animadas como otro tipo de formatos: spin offs, aventuras interactivas o series animadas que no tardarán en ser anunciadas (la propia serie viene acompañada de ilustraciones que bien podrían ser consideradas como un contenido propio). El mayor logro de The Mandalorian es que el universo galáctico creado por George Lucas, el cual ha dado el beneplácito a la serie, se sienta más vivo que nunca.

La plataforma Disney+ tampoco escatima en gastos, viendo los resultados, ya que tiene en la recámara futuros proyectos para su catálogo como son la series enfocadas en Obi-Wan Kenobi y Cassian Andor. Dos futuras precuelas, y a su vez spin offs, que inevitablemente serán comparadas con la que nos ocupa.

Que la fuerza los acompañe…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *