,

Toy Story: una expansión transmedia hasta el infinito y más allá

Mientras esperamos a reencontrarnos con nuestros juguetes favoritos en la gran pantalla, desde el Cañonazo no hemos podido resistirnos a hacer un repaso sobre la trayectoria de Toy Story en los distintos medios. Como ya sabrás, podremos disfrutar de la cuarta entrega de la saga a partir del viernes 21 de junio. Pero no hace falta que salgas hasta el espacio exterior: si quieres revolcarte en la nostalgia, alimentar tu hype y estar al tanto de todo lo que rodea al mundo de Woody y Buzz antes de ver la nueva peli, ¡sigue leyendo!

Hay una idea en mi bota

Walt Disney decía que “si puedes soñarlo, puedes hacerlo”, y justo esto fue lo que permitió el estreno de Toy Story allá por 1995. Pixar comenzó siendo una empresa vendedora de hardware, por lo que Disney se fijó en su tecnología de cara a automatizar la animación de sus películas. Más allá de sus entrañables personajes, sus numerosos premios o sus exitazos en taquilla, Toy Story pasó a la historia por ser el primer metraje animado por ordenador. ¿Te imaginas el mundo audiovisual si no se hubieran producido estos avances? Nosotros tampoco.

En realidad, la idea original de Toy Story surgió de un corto previo de Pixar titulado Tin Toy (1988). Aunque con una tecnología limitada, estos cinco minutos bastan para presentarnos gran parte del universo propio de los juguetes del mundo de Andy: otra ración de graciosos niños siniestros, con unos juguetes sumidos en la desesperación…

El transmedia en Disney

Aunque Disney no haya planteado una estrategia transmedia como tal desde el inicio de la saga, lo cierto es que la expansión de contenidos de Toy Story se ha comportado como tal, al igual que otros muchos proyectos de la marca Disney. A diferencia del transmedia nativo, este fenómeno es definido como transmedia snowball por teóricos como Marie-Laure Ryan. Básicamente se trata de una expansión de contenidos que va desarrollándose poco a poco y sin estar planificada desde su inicio. Tiene su lógica, ¿verdad?

Spin-offs, documentales, series, cortos, libros, videojuegos… El material de Toy Story es tan extenso que ha terminado abarcando cualquier formato que podamos imaginar. A continuación te mostraremos algunos de los ejemplos más importantes.

Un infinito universo audiovisual

Dentro de algunas de las copias físicas de Toy Story ya podemos encontrar las primeras expansiones de contenidos: distintos making-ofs, reflexiones de sus creadores, escenas eliminadas o galerías de diseños.

Esta vez en dos dimensiones, la película Buzz Lightyear, Comando Estelar: La aventura comienza (2000), supone una continuación de Toy Story 2 que se centra en la transformación de Buzz en Guardián del Espacio y su lucha contra el malvado Emperador Zurg. ¿De verdad crees que Buzz es el hijo de su archienemigo? Tendrás que devorar la serie para asegurarte…

Comentario aparte merecen los especiales televisivos. Si lo que te mola es pasar una noche en un hotel de carretera para indagar en los traumas de Jessie o conocer a una astuta y ladronzuela iguana, puedes echarle un vistazo a Toy Story ¡Terror!, un mediometraje estrenado por la ABC cerca del Halloween de 2013. Y si el calor del verano te convierte en un nostálgico del espíritu de la Navidad, también tienes Toy Story: El tiempo perdido (2014), donde podremos conocer al gran batallasaurio líder, Reptillus Maximus.

Pixar también ha lanzado distintas series de cortometrajes como Toy Story Treats (1996), BuzzLightyear: Mission Logs (con un capítulo incluido en la edición física de cada película) o los tres cortos de Toy Story Toons (2011-2012): Vacaciones en Hawai, Extra Small y Fiestasaurus Rex. A finales de este año, si damos el salto a Disney+, encontraremos una nueva serie de diez cortos llamada Forky Asks a Question, centrada en el nuevo personaje de Toy Story 4. Además, también estrenarán Lamp Life, un cortometraje en el que la misma Bo Peep nos dará explicaciones sobre su ausencia en Toy Story 3.

Bo Beep y Forky, próximamente en Disney+

Toy Story también incluye una serie de TV que desarrolla las aventuras del Space Ranger: BuzzLightyear, Guardianes del espacio. Cuenta con dos temporadas y 62 episodios en total, emitidos entre 2000 y 2001. Además, estos personajes incluso fueron utilizados en spots publicitarios para entidades como Visa, sin duda la herramienta más realista para hacerse con cualquiera de estos juguetes de coleccionista…

Por otro lado, sus creadores conceden tanta importancia a la banda sonora que acaban de lanzar un videoclip animado exclusivo para una de las nuevas canciones de la cuarta entrega: “The Ballad of the Lonesome Cowboy”. ¿Crees que podrá superar al temazo de “Hay un amigo en mí?

Cómics y otros libros

En el ámbito del papel se han desarrollado distintos proyectos de lo más variados. Uno de ellos está compuesto por la serie de cómics Toy Story: Mysterious Strange (2009, Boom! Entertainment), que incluyó también dos entregas especiales sobre Buzz Lightyear para el Día del Cómic y Halloween. Además, Marvel Comics sacó otra serie de 4 títulos llamada Toy Story: Cuentos de la caja de juguetes (2012). La saga también cuenta con su propia revista oficial, junto a cuadernos educativos, libros de cromos y otros libretos para aprender a leer, colorear o crear nuestros propios comics.

Software y videojuegos

Los fans más afortunados recordarán sus primeros pasos digitales con el libro interactivo de Toy Story o con su centro de actividades virtual. Junto a estas piezas de software, Disney también desarrolló más de 8 videojuegos sobre la saga, además de otro juego específico para el personaje de Buzz Lightyear. Además, incluyeron diversos personajes de Toy Story en otros juegos genéricos como Disney Infinity o Kingdom Hearts. Todos ellos fueron lanzados para la mayor parte de las plataformas del mercado, lo que también incluye los smartphones con Toy Story: Smash It! (2013).

Teatro y otros espectáculos

En 1996 la marca incluyó la saga en sus espectáculos Disney on Ice, una performance sobre hielo que contaba incluso con las voces originales de la película. Desde 2008 a 2016, los viajeros de los cruceros de Disney también pudieron disfrutar de Toy Story: The Musical, un musical de rock inspirado en la saga. Además, dentro de sus parques de atracciones también podremos encontrar a los juguetes como parte de los espectáculos nocturnos, en los que proyectan algunas de las escenas más emblemáticas.

Algunos de los últimos vídeos de la web oficial de Toy Story tratan de integrar a su público dentro del propio arte de la saga. Entre otras cosas, encontramos tutoriales de Youtube para construir disfraces y decorados de la película, con los que podremos realizar obras de teatro junto a los más pequeños de la casa. Os dejamos aquí uno de los vídeos por si os atrevéis.

Atracciones y áreas temáticas

La saga también es protagonista en numerosos sectores y atracciones de todos los parques temáticos de Disney: desde la montaña rusa de Slinky, hasta el ovni de los marcianitos de Pizza Planet o distintas galerías de disparo que incluso utilizan tecnología 3D.

Vaqueros del espacio: El contenido fan

Aunque fuera de la estrategia oficial, también debemos atender a este tipo de contenidos. Como cualquier saga que se precie, Toy Story ha conseguido un interminable número de fan fictions, teorías disparatadas e incluso vídeos que analizan un significado más profundo de cada una de las películas. Estos contenidos también son accesibles desde diversas páginas webs gestionadas por los fans.

Merchandising

Como parte de su expansión crossmedia dentro de la franquicia Disney, la saga de Toy Story ha dado lugar a todo tipo de artículos oficiales. Aquí destacan los relacionados con la moda, pero sobre todo los juguetes. Como es lógico, cada uno de los personajes de las películas cuenta con innumerables representaciones y figuras. Aunque en un principio no fueron demasiado populares, se estima que Disney vendió más de 25 millones de unidades de estos juguetes únicamente hasta 2007. Todos ellos pueden encontrarse en la tienda oficial de Disney.

Conclusiones: El gaaancho de Toy Story

Si has llegado hasta aquí probablemente seas todo un experto del universo Toy Story. ¿Tienes ganas de ver la nueva película? O por el contrario… ¿estás más de parte de Chucky?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Carteles promocionales de Child’s Play, la nueva película de Chucky, que incluye un humorístico y violento guiño hacia la competencia de Toy Story


Sea como sea, si aún te consideras un seguidor de Buzz y Woody, conocerás de primera mano el secreto de su éxito. Andy tan solo era un niño en las dos primeras entregas, pero se marchó a la Universidad en 2010 con Toy Story 3, por lo que sus juguetes pasarían a pertenecer a la entrañable Bonnie. De esta forma, a pesar de dirigirse a público infantil, la saga ha conseguido mantener enganchada a su audiencia desde 1995, que pronto se reencontrará en la cola del cine. Y, junto a los niños de verdad, también encontraremos a otros niños que ya crecieron hace tiempo, como Andy y sus amigos, pero que continúan identificándose con cada uno de sus juguetes y aventuras.

Y si quieres conocer “el gancho” de otras series como Juego de Tronos o The Big Bang Theory, puedes visitar las demás entradas de nuestro blog Transmedia En Serie.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *