,

El transmedia y el branded content dan nueva vida a las series

Con motivo del 25º aniversario de la mítica serie Friends, Comedy Central ha organizado el Friends Fest del 10 al 19 de mayo de 2019 en IFEMA (Madrid) y del  24 de mayo al 2 de junio en el Poble Espanyol (Barcelona). Como en El Cañonazo somos muy de series y de pasarlo bien, estuvimos en la inauguración. Lo que descubrimos allí te sorprenderá…

¿Qué encuentras en el Friends Fest?

Primero, mucho espacio para disfrutar del festival. En la primera planta del pabellón 14 de IFEMA, Comedy Central ha dispuesto barras para servir comida y bebida, food trucks, mesas y sillas sobre césped artificial y varios sets diseñados para poder inmortalizarte caracterizado de los personajes de la serie: la fotografía del baile de 1988 para el anuario del instituto (pajaritas y pelucas incluidas), la boda en la capilla de Las Vegas (donde a nadie le faltan ramos de flores y velos), el legendario marco amarillo de la puerta del apartamento (con disfraces de animadoras), el sofá y paraguas característicos de la cabecera y el taxi de Phoebe, del que te puedes llevar una instantánea en papel. Pero, tras todo este espacio, animado con música de los 90 y de los 2000, puedes pasar al tour, que reproduce de manera fiel los decorados del apartamento de Mónica y la famosa cafetería Central Perk, a la cual no le falta el taburete con la guitarra para cantar Smelly cat.

Y esto, señoras y señores, es transmedia

Henry Jenkins, el indiscutible padre del transmedia, nos recuerda en su blog que tanto la inmersión como la extracción son principios fundamentales del relato transmedia: «en la inmersión, el consumidor entra en el mundo de la ficción, mientras que en la extracción, el fan se lleva aspectos y elementos de la historia como recursos que emplear en su vida cotidiana».

En el Friends Fest, Comedy Central ha conseguido ambas cosas. Introducirnos en el mundo de la serie Friends y dejar que nuestra vida diaria emplee recursos de la ficción (tienda de merchandising también incluida, por supuesto). Pero con todo ello, demuestra un par de cosas mucho más importantes.

El transmedia: limpia, fija, da esplendor… y alarga la vida de los relatos

Quizá el transmedia no es una institución como la RAE que limpia, fija y da esplendor al idioma de Cervantes, pero desde luego cumple las mismas funciones respecto a los relatos. Incluso más. Porque, en este caso, vemos cómo la franquicia alarga su vida sin necesidad de producir nuevos capítulos de la serie, si no llevando a cabo acciones transmedia que permiten a los seguidores bucear en los personajes, los espacios y los momentos de la historia de esta sitcom estadounidense, y, además, extraer de ella música, objetos, frases e imágenes con las que llenar su día a día.

El Friends Fest ofrece un punto de vista distinto para contemplar nuevos aspectos como no los podía vivir un telespectador de los 90. 25 años desde su primera emisión y 15 años después del estreno de su último capítulo, Friends permanece en la mente de los fans de todas las edades (desde la generación del baby boom hasta millennials, pasando por la generación X) quienes siguen encontrando en el transmedia una manera de volver a disfrutar de la serie. Y, cuando alguien tiene una necesidad y otro alguien puede satisfacer esa necesidad, hablamos también de otra palabra muy, muy, muy importante: negocio.

El transmedia es monetizable y una gran oportunidad de branded content

A pesar de que el año pasado ya se celebró otra edición de Friends Fest, este año se están agotando de nuevo las entradas para vivir una experiencia más grande y rica que en 2018. La recaudación en taquilla se suma a la financiación a través de la participación de otras marcas, que facilitan con su presencia la organización del festival: ahí están Rodilla, Domino’s Pizza y Vodafone patrocinando el evento. Las marcas desean ser vistas. ¿Dónde mejor que aquí?

Y, claro está, no olvidemos que para Comedy Central este festival es un maravilloso branded content, o, si se prefiere, un gran ejercicio de branded entertainment. Una experiencia que lleva el sello de su marca, que la consolida en el territorio de la comedia, que produce notoriedad y que la vincula emocionalmente con todos los fans de las series de televisión. Fans que nos convertiremos en embajadores de marca generando contenido e inundando nuestras redes sociales con imágenes de nuestro paso por IFEMA y amplificando la repercusión miles de veces.

El público se lo pasa bien, se prolonga la vida útil de una franquicia, la marca gana visibilidad, crea buena reputación e ingresa dinero. ¿Hay que amar o no hay que amar el transmedia?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *