Avatar: The Last Airbender. Las sagas transmedia siguen atrayendo a Netflix

Avatar: The Last Airbender  llevado al cine, comics, videojuegos, etc. El anime a otro nivel

Avatar: The Last Airbender. Las sagas transmedia siguen atrayendo a Netflix

Netflix prepara un remake cinematográfico de Avatar: The Last Airbender, para el que acaba de encontrar nuevo showrunner (Albert Kim, guionista y productor de las series Sleepy Hollow y Nikita), y ampliará así el universo transmedia del anime. ¿Es que los anime también apuestan por la narrativa transmedia? ¡Claro que sí! Preparaos para dominar el aire, el fuego, el agua y la tierra y todos los medios en los que se puede expandir una historia, porque vamos a analizar cómo unos dibujos animados creados en Burbank, California, en los albores del siglo XXI, conquistaron cómics, videojuegos y pantallas de cine en todo el mundo.

¿Cómo empezó todo?

En 2005 Nickelodeon estrenó el primer episodio de una nueva serie creada por Michael Dante DiMartino y Bryan Konietzko: Avatar: The Last Airbender (en España: Avatar, la leyenda de Aang). La temática en sí puede que no fuera de lo más innovador (lo de controlar 4 elementos básicos está bastante visto), pero sí lo fue su formato y su manera de abordar temas poco comunes para unos dibujos animados en Nickelodeon. La serie trataba temas más complejos para atraer público más allá del infantil, abriendo así el camino que después siguieron otras producciones como Hora de aventuras o Steven Universe.

Aunque las series se suelen dividir en temporadas, Avatar se dividía en 3 ‘libros’ con 20 ‘capítulos’ cada uno. Característica que también heredó la continuación del universo Avatar, la serie de animación The Legend of Korra (2012, Nickelodeon) con 4 ‘libros’ de 12 ‘capítulos’. La serie ya se presentaba como si fuera un libro de historia o mitología, con su icónica introducción:

“Agua. Tierra. Fuego. Aire. Hace muchos años, las cuatro naciones vivían en armonía. Pero todo cambió cuando la Nación del Fuego atacó. Sólo el Avatar, maestro de los cuatro elementos, podía detenerlos, pero cuando el mundo más lo necesitaba, desapareció. Después de cien años mi hermano y yo encontramos al nuevo Avatar, un Maestro Aire llamado Aang. Aunque sus habilidades para controlar el aire eran grandiosas, tenía mucho que aprender antes de poder salvar al mundo. Y yo creo que Aang podrá salvarnos.”

El Universo Transmedia

Una de las primeras incursiones fuera de la televisión fueron los videojuegos. En 2006 se estrenó un juego multiplataforma del mismo título que la serie para Game Boy Advance, Microsoft Windows, Nintendo GameCube, Nintendo DS, PlayStation 2, PlayStation Portable, Wii, y Xbox. Aunque el juego permitía controlar los personajes y, hasta cierto punto, intervenir en la historia, dotando al fan de interactividad e inmersión en el universo Avatar, su trama se basaba en la de los episodios animados, con el joven Aang como protagonista, por lo que narrativamente aportaba poco. Los sucesivos juegos reprodujeron este esquema, construyendo sus historias sobre las de las distintas temporadas del anime. Merece una mención especial Avatar: Legends of the Arena, un MMORPG para Microsoft.

De la serie al mundo del cine

El éxito del anime llamó la atención del mundo del cine, y en 2010 Paramount Pictures estrenó la que iba a ser la primera película de una trilogía de acción real (no animada), titulada The Last Airbender, dirigida por M. Night Shyamalan. Desafortunadamente, el film fue considerado la peor obra cinematográfica producida en la historia del cine (¿un pelín exagerados en las críticas? Puede: es que aún no se había estrenado 50 sombras de Grey). ¿Expandía la historia del anime? En realidad traducía más o menos la misma historia de la serie. Así que nos encontramos con un nuevo intento de entrar en un nuevo medio, pero con una historia redundante cuyo objetivo era más el negocio que la narrativa. Vamos, una mercancía intertextual de libro.

El cómics

Avatar consolidó realmente su expansión transmedia cuando saltó al cómic para satisfacer la curiosidad de los fans por saber más de los personajes alrededor de la historia principal de Aang. Bueno, igual amortizar la franquicia con nuevos productos a la venta también tuvo algo que ver.  En 2011 comenzaron a publicar historias cortas en la Nickelodeon Magazine, pero pronto llegaron las novelas gráficas. Avatar: The Last Airbender – The Promise  (escrita por Gen Yang) es una secuela de la serie original y una precuela de la siguiente serie, The Legend of Korra, ya que se sitúa en medio de las líneas temporales de ambas. En general, los cómics siguen expandiendo el universo como si se tratase de esas grandes historias mitológicas que todos conocemos. Y, como toda gran franquicia, también llegaron las novelas: en 2019 se publicó Avatar: The Last Airbender – The Rise of Kyoshi, que explora el universo ficcional de la saga en otro momento histórico: dos generaciones antes de Aang, con un Avatar distinto, esta vez procedente del Reino de la Tierra, Kyoshi. En 2020 llegó la segunda parte de la novela, The Shadow of Kyoshi.

¿Remake?

Aunque ahora la mayoría de fans prefieren no nombrar siquiera el infame incidente de la película de M. Night Shyamalan, Netflix recuperó en 2018 la idea de hacer un remake en live-action en el que estaban implicados los creadores originales de la historia de Aang. Tras diferencias creativas, Michael Dante DiMartino y Bryan Konietzko anunciaron en 2020 que abandonaban el proyecto, aunque parece que Netflix sí mantiene su intención de rodarlo. ¿Cómo será finalmente esta película que, según lo publicado, va a modificar las edades de los personajes originales? Los fans ya se han lanzado a especular y han creado sus propios fan trailers:

De lo que sí estamos seguros es de que el universo Avatar (ATLA, para los amigos) tiene extensiones suficientes para ser considerado una gran saga transmedia atractiva para cualquier plataforma de streaming. Sus expansiones permiten captar nuevos públicos a pesar de que, cuando nacieron, ni Twitter ni los memes campaban a sus anchas en Internet. Cada formato del universo atrae, además, a diferentes grupos de edad: la serie principal a un público algo más joven; Korra, con temas más serios y oscuros, a adolescentes y jóvenes; y los videojuegos, al mundo del gaming. Cada spin-off de la franquicia cuenta su propia historia completa, aunque, claro, es más impactante si has disfrutado del arco temporal completo de series, cómics y novelas. Habrá que seguir atentos a los nuevos contenidos que nos esperan.

Autor /
Lola Esteban Velasco

Compartir esta entrada /