,

El optimismo en MiM Series derriba los miedos y mitos sobre la ficción española

¿Quién crea realmente las series? ¿Cómo se hacen? ¿Quién está detrás de la producción, dirección y guion de las ficciones españolas? ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos?

Así de filosóficos nos hemos puesto después de asistir a la primera jornada sobre la creación de ficción televisiva organizada por DAMA para el #MiMseries. A lo largo de intensas e interesantes conferencias, profesionales del sector audiovisual nos han motivado (más aún) a seguir creando y desarrollando nuevas ideas y formatos.

Como no podía ser de otra manera, en El Cañonazo nos pusimos en primera fila para conocer de primera mano los modelos de éxito en España y empaparnos de las nuevas tendencias internacionales.

Los escritores y guionistas, apoyados por las productoras y canales de televisión, queremos hacer pensar a la audiencia, para crear nuevos puntos de vista y generar emociones en nuestros espectadores. Porque todos y todas los que estábamos sentados en el auditorio de la Universidad Complutense respirábamos una motivación común: el amor por la ficción. 

La obra y su autor: “creado por…”

Imaginemos el momento en que un autor termina su obra. Podríamos pensar que ha superado ya lo más difícil. Pero aún queda lo más complicado: que llegue al público. Gema R. Neira, directora de desarrollo de proyectos de Bambú fue sincera y contundente: “nuestro proyecto no siempre va a llegar a la gente, el mundo audiovisual es así”. ¿Quién no se ha sentido frustrado porque su obra no cuajaba entre el público? 

No hay que desmotivarse, sino aceptar que la obra puede no llegar a los objetivos que se plantearon al principio. Sin embargo, a lo largo de todas las jornadas, los creadores de las obras insistieron en la importancia de ser optimistas y de darse a conocer. Dejaron muy claro que el primer paso para desarrollarse es generar notoriedad y visibilidad de los trabajos realizados. Y para ello es fundamental mantener los derechos de autor.

En esta vorágine de contenidos, muchas veces no queda definido quién es el creador de la obra. Para poder firmar el “creado por”, el autor “tiene que escribir el piloto y además tienes que haber hecho una biblia”, afirma  Conchi Cascajosa, profesora de la UC3M. 

El autor debe ser reconocido como tal. Salir en los créditos de una serie es muy importante. Esto implica un reconocimiento profesional, “hay que evaluar la cantidad de trabajos profesionales que puedes ganar en función de tu visibilidad”, afirma Natxo López, guionista. Los autores deben, por tanto, concienciarse de este hecho y conocer sus derechos para reivindicarlos.

Del productor ejecutivo al showrunner

Las series españolas están repuntando, ganando reputación entre la audiencia y haciéndose un hueco entre la ficción internacional gracias a las plataformas globales.  Ahora queda otro tema por abordar: la figura del “showrunner”. Curro Royo, guionista y productor ejecutivo de ‘Hernán’ lo tiene claro: el crédito que está reconocido en España es el de productor ejecutivo. “Hasta que no empecemos a pagar “por la idea” no se implantará el término de showrunner en España”, afirma el guionista.  

En Latinoamérica, sin embargo, sí que se está instaurando el término showrunner. En casi todas las series mexicanas ya se pone este crédito y se paga por la idea del proyecto. “Sony Latinoamérica nos pagó por la idea”, comenta Royo, y a partir de ahí “pudimos trabajar conjuntamente entre España y México para producir la serie que se emite en Amazon Prime Vídeo”.

Una lengua común, un mercado común

Más de 500 millones de personas hablan español según el Instituto Cervantes, es decir, más de 500 millones de potenciales espectadores para nuestra serie. Durante décadas, hemos visto con impotencia cómo manejamos un instrumento común a Latinoamérica, la lengua, y (casi) no la hemos aprovechado. 

Curro Royo pregunta: “¿Cómo es posible que no seamos capaces de contar una historia conjuntamente?”, ha llegado el momento. La serie ‘Hernán’ es un ejemplo de coordinación entre España y México desde el otro lado del mar. Mónica Lozano, productora en Alberje Films comentó en MestizoLab que “la coproducción es una manera de divulgar nuestra cultura entre España y México” y hay que apostar por las sinergias entre ambos países (puedes leer el artículo completo aquí)

Si bien es cierto que tenemos una lengua común, la cultura latinoamericana y española tienen ciertas diferencias. “Los guionistas de la serie ‘Atrapada’ éramos españoles, por lo que tuvimos que consultar en México algunos temas del idioma, la homosexualidad, el tratamiento de la violencia…”, reflexiona Joaquín Górriz, guionista y creador de la serie “Atrapada”. El mestizaje entre ambas culturas genera riqueza que se traduce en una mayor calidad en los contenidos.

El futuro está en las coproducciones: Javier Olivares ha dirigido ‘Atrapa a un ladrón’ para realizar una coproducción internacional que hermana Europa y Latinoamérica; Reino Unido y Alemania han producido ‘The Mallorca Files’ (grabado en Mallorca, como su propio nombre indica), Estados Unidos y México ‘Jugando con fuego’ , Suiza y Dinamarca ‘Bron’ (‘El Puente’)… y así podríamos seguir con una larga lista que nos mostró Lorenzo Mejino, autor del blog “Series para Gourmets”.

¡La tele va a desaparecer!

Si de algo estamos seguros, es de que en España ha cambiado la percepción audiovisual de nuestras series. Todos los conferenciantes de esta jornada coincidían en que la frase “esta serie es tan buena que no parece española”, ha pasado ya a ser historia. Y en parte se lo debemos a Álex Pina, creador de La Casa de Papel. Curro Royo, guionista de ‘Hernán’ afirma que con esta serie hemos abierto fronteras internacionales y derrocado barreras a quienes no confiaban en las series españolas. 

Sin embargo, para las productoras la rentabilidad se ha reducido bastante. Antes del año 2013, aún se consideraba recibir un plus por la audiencia del lineal. Ahora, en cambio, los márgenes están muy controlados. 

Con la llegada de las plataformas online, la televisión ha sufrido un cambio brutal. Nos encontramos ante un nuevo paradigma comunicativo donde “los operadores de televisión tradicionales han perdido valoración bursátil por la incertidumbre sobre el futuro”, explicaba José Miguel Contreras, experto en comunicación y fundador de LACOproductora. 

La televisión conectada ha posibilitado que se generen nuevos soportes y formas de ver la televisión, lo cual afecta a las fases de creatividad e industrialización del modelo audiovisual. Ya no estamos asustados por que la tele desaparezca, pero sí estamos seguros de que se reinventa. 

Con la llegada del 5G, el consumo de ficción se está revolucionando. El 5G implica que tienes acceso a banda ancha en cualquier parte y en cualquier sitio: “lo que hace que los coches vayan solos y que podamos descargar cualquier cosa en un segundo”, afirma Contreras. “El nuevo orden está rompiendo las barreras de los mercados internacionales y el entretenimiento sin límites que puedes disfrutar en cualquier momento y lugar”.

En conclusión, salimos muy animados de estas jornadas y con ganas de seguir creando. Se augura un futuro optimista para las series en España con proyección internacional, bien sea gracias a las plataformas online o a las coproducciones. Para los autores, es el momento de crear, apostar y luchar para abrirse camino en todo este mar de contenidos e ideas. La creatividad y la innovación van de la mano para conseguir que un formato triunfe y llegue a más gente. Nunca ha sido mejor momento para lanzar nuestro grito de guerra: ¡No podemos parar de crear!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *